JERONIMO JERRY BRIGNONE

 

 

DOS PALABRAS SOBRE MÍ

 

(biografía no académica)

 

 

 

.

Jerry, diminutivo de Jerónimo desde que nací, para quien lo sobrenatural se presentaba en mis primeros años como cotidiano y natural en experiencias parapsíquicas y presencias que aceptaba como manifestaciones de otros planos concretos y reales.
 

 
 

A la fascinación inicial por el misterio de la Navidad, el mundo de ultratumba, el esoterismo, la práctica del arte en todas sus manifestaciones, especialmente la musical, y el enciclopedismo, se sumó a los doce años el estudio intensivo del Tarot, luego la Numerología y la tradición cabalística y mágica occidental y tibetana, y a los veintitrés, la Astrología, mientras me zambullía en el mundo de las ideas de Carl Gustav Jung, la antroposofía de Rudolf Steiner y el Cuarto Camino de Gurdjieff y Ouspensky, que años después sintetizaría y profundizaría como discípulo de Osho en la India.

 

Mis tempranos experimentos esotéricos con las mancias, la magia práctica y viajes astrales, más el turbulento clima energético de mi ambiente familiar temprano, me obligaron a acudir e indagar en forma asistida en el mundo de la psicología, teórica y aplicada a sí mismo y, más tarde, también a otros.

Mi madre, una influencia muy presente con sus estudios de arte y años de caridad institucional y docencia mientras criaba a sus seis hijos, leía la realidad signos y mensajes que hablaban, a veces a través de lenguajes sagrados, y como algunos de mis hermanos mayores, tenía libros sobre el tema. Mi padre, militar, científico y empresario, aunque no negaba esas señales, era escéptico por constitución, y esas dos tendencias me llevaron a indagar hasta la fecha distintos caminos alternativos en forma tan entusiasta como crítica.


Las vivencias tempranas de comunión y trascendencia mística a través del rito religioso, la experiencia artística, el contacto extático con la naturaleza y la creación de mundos paralelos afines a esa cotidianeidad sobrenatural me llevaron al estudio precoz del esoterismo mientras transitaba en forma sucesiva y paralela la práctica de la música, el dibujo, la ópera, el teatro (que comencé a dirigir a los diecisiete años), el psicodrama, la meditación y el estudio intensivo de las filosofías tanto académicas como ocultas de la tradición occidental y oriental.

 

 

El contacto entusiasta con mis raíces helénicas me atrajo emocional y corporalmente a ese camino, con experiencias iniciáticas dentro y fuera del país, en Grecia y en la India, así como durante años el éxtasis tántrico transformador. Vivencias que me llevaron ya más maduro a la búsqueda de soportes y ampliaciones académicas más rigurosas en el ámbito universitario, con foco en la semiótica, la lingüística y la indagación filosófica, antropológica y cultural, donde el Neoplatonismo tardío se me fue configurando como la mejor expresión de mi constitución natural, tan monista como pluralista. 

 


En ese marco buceé el lenguaje de la danza y el teatro desde una perspectiva sagrada como autodidacta y con la guía de maestros experimentados, y caminos como la astrología científica, psicológica, esotérica y vivencial (de la que fui investigador pionero por años), la Cábala, el Tarot, la Numerología, las mancias, la Euritmia antroposófica, las danzas griegas, circulares y del Cuarto Camino, el método de Fedora, las meditaciones dinámicas de Osho, y distintas corrientes psicológicas aplicadas a mí mismo, desde el abordaje freudiano, junguiano, reichiano, gestáltico y rogeriano, al psicodrama, la neurolingüística y los grupos de Doce Pasos. 

 

Las certezas surgidas a lo largo de todas esas indagaciones fueron volcadas en la consulta, la docencia, la escritura y la organización institucional a partir de mi propia experiencia, con resultados que abrieron caminos sanadores a multitud de personas y que ahora comparto a través de las dos actividades principales que hoy me mueven: el programa de radio cultural Las palabras y las notas, y la dirección de la Escuela Mistérica Neoplatónica Nueva Delfos, que dedico a estos conocimientos y percepciones de la riqueza de senderos que se nos ofrecen a los seres humanos para recuperar nuestra verdadera esencia y dialogar y comulgar con las realidades de ese mundo sagrado al que auténtica y esencialmente pertenecemos.

 

 

 

 

NUEVA DELFOS

ESCUELA MISTERICA NEOPLATONICA

 

 

 

 

 

BIOGRAFIA ACADEMICA RESUMIDA

 

 

CV JERONIMO (JERRY) BRIGNONE DETALLADO

 

 

 

CONSULTAS - PROXIMAS ACTIVIDADES

 

 

VOLVER